Posteado por: Retratando Gran Canaria | 15 febrero 2012

Barrio de Triana

El barrio de Triana surge a finales del siglo XV y sólo estaba construida por un número reducido de casas particulares. A lo largo de este siglo  el barrio se fue consolidando y se levantaron nuevas ermitas como las de San Telmo, San Sebastián, San Justo y de la Concepción, punto de partida esta última del convento de monjas de San Bernardo establecido a finales de siglo.

Ermita de San Telmo

 En el último tercio del siglo XVI, se erigieron las construcciones militares destinadas a defender la población, como la muralla norte y el Castillo de Santa Ana, junto al charco de los abades o caleta de San Sebastián (San Telmo), que durante casi cuatro siglos fue el principal punto de entrada y salida de pasajeros y mercancías.

 La población de Triana estaba compuesta por comerciantes locales y extranjeros, así como por trabajadores dedicados a las actividades agrícolas y marineras. La mayoría de la clase dirigente y terrateniente vivía en Vegueta.

 Tras los ataques piráticos en 1599, por parte de Van der Does, Triana sufre un proceso de reconstrucción urbana que se desarrollaría a lo largo del siglo XVII, en la que se ven afectados edificios religiosos, militares y particulares, como puede ser el hospital de San Lázaro que se trasladó desde fuera de las portadas  a intramuros. Además se inauguró el convento de monjas de Santa Clara.

 En las últimas décadas del siglo XVIII se realizan obras como las comprendidas entre la desembocadura del Guiniguada y la Caleta de San Telmo, dando lugar al paseo de La Marina. También se creó una zona de esparcimiento a la entrada de Triana la Alameda Vieja, que dio lugar al parque de Cervantes, llamado posteriormente de San Telmo. 

Parque  o Plaza de San Telmo

 Ya en el siglo XIX empieza a aparecer distintas tipologías arquitectónicas desde teatros, alamedas, paseos. Se edificó el teatro Cairasco de Figueroa, dando lugar a una plazoleta con su nombre. En el último tercio del XIX se construye, a ambos extremos del barrio, el teatro Tirso de Molina, actualmente Pérez Galdós, y el Gobierno Militar.

 A principio del siglo XX , la arquitectura modernista embellece la calle mayor de Triana y sus transversales con decorativas fachadas. Luego aparece la arquitectura racionalista, en los  años 20 y 30, que propició la construcción del Cabildo Insular de Gran Canaria.

 El barrio de Triana está separado del de Vegueta por el barranco Guiniguada y ambos se comunicaban a través de los Puente de Piedra y el Puente de Palo. Actualmente ambos barrios están divididos por una calzada.

 Si queremos hacer un itinerario por esta parte de la ciudad  podemos contemplar el teatro Pérez Galdós, Plazoleta de Cairasco de Figueroa, con sus cafeterías y terrazas, sin olvidarnos del hotel Madrid, la plaza de Hurtado de Mendoza o de las ranas, la biblioteca insular, la alameda de colón donde se ubica el monumento a Cristóbal Colón, la iglesia de San Francisco, el gabinete literario, Casa-Museo Pérez Galdós para adentrarnos ya en la calle mayor de Triana y enfilar hacia el parque San Telmo, con sus kioscos de corte modernista y el kiosco de la música, la ermita de San Telmo y el Cabildo Insular de Gran Canaria.

 Fuente: Entre riscos. Barrio de Triana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: